FacebookTwitterGoogle+Youtube

Brazos fabricados con impresoras 3D gratis para niños que las necesitan

La ONG 'E-Nable' regalan estas prótesis a niños de todo el mundo.

La tecnología de impresión 3D poco a poco comienza a encontrar objetivos a cubrir, y empieza a hacerse un hueco en nuestra sociedad.

Gracias a la ONG estadounidense 'E-Nable', niños de todo el mundo a los que les falta algún brazo, tienen la oportunidad de conseguir una prótesis de manera gratuita. Y es que esta organización ha iniciado un proyecto de ayuda a estos niños, el cual consiste en la fabricación de estas prótesis con el uso de impresoras 3D.

Estas manos 'impresas' son totalmente funcionales, es decir, que los niños pueden mover los dedos de las manos y el brazo, algo que si para cualquier persona en estas circunstancias supondría un gran avance en su bienestar, para un niño o niña supone una alegría inmensa.

Diversas entidades y fundaciones colaboran con esta ONG para la fabricación, poniendo a su disposición sus impresoras 3D en las que “imprimir” estas manos y brazos, con tutoriales para hacerlo, incluido el montaje. Una de esta fundaciones es la chilena 'Fundación Prótesis 3D', que en menos de un año han ayudado a 10 personas a tener una vida mejor gracias a estas prótesis. Esta fulndación cuenta la historia de una de sus benficiarias, la niña chilena Dominga, que vive en Santiago de Chile. El padre de la niña llamó por teléfono a la fundación explicando la situación de su hija, y el problema de las prótesis tradicionales. También les contó que a Dominga le gustaban las princesas y que su deseo era poder más de cinco con sus dedos, ya que necesitaba los de su padre para poder contar más de cinco. Domingo recibió su prótesis en una caja de regalo. Un brazo de color rosa. Cuando Dominga abrió la caja exclamó que era "una mano mágica"

Los centros educativos que deseen participar pueden descargarse los planos de las prótesis desde la página web de la ONG. Lo revolucionario es que el propio centro puede imprimir la prótesis si dispone de una impresora 3D.

Vídeo de Dominga: